Falsum passionis

 

Hace unos días viendo un programa de televisión en el que contaban las experiencias de una empresa me vino a la memoria una tipología de trabajador/a bastante frecuente en la fauna laboral.

En nuestras selvas empresariales nos podemos encontrar con una especie, endémica, sigilosa y en apariencia inofensiva, los llamados FALSOS APASIONADOS, nombre científico “Falsum passionis” clasificado como parásito. Cuidado con  aquellas personas que llegan con una sonrisa, cargadas de buenas intenciones y diciendo lo entregadas que son en su trabajo.  Hay un refrán que dice, “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces” y en este caso se ajusta a la perfección. Estas personas suelen ser las que más excusas ponen, menos tiempo tienen, no se implican, menos trabajo realizan y más orgullosas se sienten de lo poco que hacen. Suelen ser bastante “sofisticadas” y tratan de rentabilizar muy bien su poco esfuerzo, se sienten trabajadores incansables y ciertamente viven en una realidad paralela que nada tiene que ver con lo que los demás perciben. Idolatran a cualquier persona de cierta relevancia “dándole  bola” con tal de tener cierto reconocimiento social.

pasion-ES-RGB

Supongo que llegados a este punto has reconocido a alguien con estas características, ¿Verdad?

No dejes que te saboteen emocionalmente. Haz tu trabajo lo mejor posible y ponle  como seña de identidad algo que a ellos nunca se les ocurría, PASIÓN POR LO QUE HACES, eso es algo que no se puede imitar y que los demás sabrán identificar rápidamente.

Etimológicamente, la palabra pasión viene de la palabra padecer, tanto en latín como en griego e incluso en la primera acepción en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española aparece padecer. Pero es cierto que profesionalmente un/a apasionado es quien que ama su trabajo , algo que no es ni debería entenderse como algo negativo sino como un sentimiento que te acerca a la excelencia profesional.

Será que no estamos acostumbrados a vivir la pasión como algo positivo. :(

Anuncios

2 thoughts on “Falsum passionis

  1. Hola Diego, ¡claro que me vienen nombres a la cabeza! y que verdad, que la pasión es la que diferencia. El otro día oía comentar a un consultor, Marcos Urarte, que en la mayoría de las empresas hay: un 18% de “motiveitors”, un 60% de “vegeteitors”, un 22% de “amargeitors” y un 6% de “saboteitors”. Creo que está claro donde meteríamos a esos falsos apasionados.

    Un saludo,

    Mercedes
    http://mercedesgigosos.blogspot.com.es/

    Me gusta

Muchas gracias por tu tiempo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s